Oraciones triunfantes para el Domingo de Ramos

Triumphant Prayers for Palm Sunday

“Así que tomaron ramas de palmeras y salieron a su encuentro, gritando: ‘¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor, el Rey de Israel! ‘”. (Juan 12:13 ESV)

Triunfante indica victoria o éxito. La oración es nuestro salvavidas para el Padre celestial, el Único Dios Verdadero. Jesús, completamente Dios y completamente hombre, vino a la tierra para cumplir la voluntad de Su Padre. Nuestro Dios Trino permanece con nosotros, a través de la encarnación del Espíritu Santo en cada creyente, ¡hecho posible por la muerte de Jesús en la cruz! ¡La muerte y resurrección de Jesús fue realmente triunfante! Jesús no era el rey conquistador militar que esperaba el pueblo de Dios. ¡Unámonos en oración el Domingo de Ramos para regocijarnos en la realeza y la victoria de nuestro Salvador!

A través de la muerte de Cristo en la cruz, solo, excepto por los dos criminales a su lado y algunos seguidores fieles con su madre terrenal, María, vencería triunfalmente a la muerte. El Domingo de Ramos y los siguientes días de la Semana Santa que conducen a la celebración pascual de la resurrección y la victoria de Cristo, nos permiten ser testigos del carácter mismo de nuestro gran Dios. Él está amando más allá de lo que podemos entender. Sus caminos no son nuestros caminos, y sus pensamientos no son nuestros pensamientos. Al orar hoy, que toda situación al revés y posible fracaso sean revividos por la esperanza que tenemos en Jesucristo. Dios está cerca de los quebrantados de corazón, y Cristo vino a salvarnos a todos.

Unsplash / Avel / Chuklanov

Oración para el Domingo de Ramos

Padre,

El Domingo de Ramos se acerca, y el año pasado ha traído tiempos tumultuosos y destellos de miedo que ninguno de nosotros ha experimentado en nuestra vida. El verdadero estado caído de nuestro mundo y la fragilidad de la vida se han puesto al frente y al centro de nuestras vidas de una manera visceral. Te buscamos, Padre, para que nos guíes fuera de nuestro miedo y nos recuerdes a nuestro Salvador. No debemos tener miedo. Nos has dado la sabiduría que necesitamos para vivir cada día de nuestras vidas con el propósito completo que has diseñado para que vivamos.

Obtenga GRATIS su guía de oración y escrituras de 8 díasOrando durante la Semana Santa AQUÍ. Imprima su propia copia para un hermoso devocional diario previo a la Pascua.

Oración del Domingo de Ramos para regocijarnos en la esperanza

Padre, el Domingo de Ramos es un recordatorio del inesperado pero anticipado Rey de Reyes. Jesús no se parecía al Mesías que su pueblo esperaba. La forma en que entró en la Ciudad Santa de Jerusalén ese día, montado en un burro joven como un signo significativo de paz y cumplimiento de la profecía, no se alineó con sus expectativas de un conquistador militar. Gran parte de nuestra vida diaria no se alinea con nuestras expectativas, padre. Gran parte de nuestras vidas no tiene sentido. Este Domingo de Ramos, abracemos la entrada inesperada de nuestro Salvador, Jesús. El es la paz. Apliquemos esta increíble verdad a nuestras vidas. La paz le importaba a Jesús. Vino a traernos la paz. El es la paz. Padre, ¡qué pronto nos olvidamos de la Paz que poseemos en Cristo! Recuérdenos, minuto a minuto, mientras navegamos en días difíciles y tiempos difíciles. Padre, necesitamos paz para vivir la vida en plenitud, como Jesús murió para que vivamos.

Gracias a Jesús por el dolor que enfrentó por nosotros

Jesús sabía, cabalgando hacia la Ciudad Santa en medio de la pompa y las circunstancias, lo que tendría que enfrentar en los próximos días. ¿Cuántos de nosotros no continuaríamos si supiéramos que el peor final posible es inevitable? Continuó cumpliendo Tu voluntad, en paz, no en pánico. Aunque lloró apasionadamente lágrimas de sangre, pidiendo que hubiera otro camino, caminó obediente y pacíficamente hacia la cruz porque era el único camino. Podemos atravesar problemas, pruebas y dolor, porque nuestro Salvador nos sostiene. Ya recorrió el camino más difícil y murió para vencer la muerte que nos merecemos. Todo el dolor que experimentamos en esta tierra es temporal, porque aquellos que lo abrazan como Salvador estarán eternamente con Él en el cielo. Sin dolor, sin sufrimiento, sin enfermedad, sin muerte. Imagínense el desfile pacífico, las palmas ondeando mientras regresa una vez más, para liberarnos por completo.

oración del domingo de ramos

Ore por un propósito a través del perdón

Cuando estemos heridos, luchando o abrumados, Padre, oro para que podamos abrazar la escena del Domingo de Ramos, en todo su significado, para alimentar una esperanza en nosotros que nos impulse día tras día, en paz. la búsqueda de Tu propósito para nuestras vidas.

Padre, confesamos hoy nuestros pecados. Específicamente, olvidándote de ti. Descuidar recordar y dejar que el sacrificio de Jesús resuene en nosotros. Jesús, estás más cerca de lo que jamás podríamos entender. Confesamos preocupación, porque sabemos que dices que no nos hace ningún bien. Aún así, nos preocupamos y nos ponemos ansiosos a diario. Confesamos nuestra falta de cuidado y amor por las otras personas que has puesto en nuestras vidas. Padre, nuestro Salvador dio Su vida por cada uno de nosotros, siglos antes de que caminamos sobre la tierra. De la misma manera sacrificada, estemos dispuestos a tomar nuestras cruces todos los días y dar nuestra vida por las personas que has puesto en ellas.

Crédito de la foto: © Getty Images / jordachelr

Una oración del Domingo de Ramos por una adoración gozosa

Gracias, Padre, por la vida que nos has dado para vivir. Para que el sol salga para comenzar otro día, y los recordatorios de Tu creación rodeándonos. Cuando seamos testigos de una hermosa marca de Tu mano creadora, recordemos que Cristo también estaba contigo cuando comenzó el mundo y el sonido de Tu voz. Finalmente vino a la tierra y vio el mismo amanecer que ahora vemos. Miró las estrellas en el cielo y ahora nos mira con amor y oración. Con corazones agradecidos te alabamos, Dios, por quién eres y quiénes somos nosotros en ti. Que la paz de la entrada del Domingo de Ramos de Cristo permanezca en nuestra memoria. Cuando estemos temerosos y ansiosos, ayúdanos a recordar la Paz en la que Jesús entró en la ciudad, tan pronto después de ser crucificado. Dios nuestro Padre, ayúdanos a actuar con gracia y paz frente al miedo, tanto conocido como desconocido, sabiendo que estás increíblemente cerca.

En el nombre de Jesus, amén

Escrituras y lecturas del Domingo de Ramos:

Mateo 21: 1-11 – Jesús llega a Jerusalén como Rey

Cuando se acercaron a Jerusalén y llegaron a Betfagé en el monte de los Olivos, Jesús envió a dos discípulos, diciéndoles: “Vayan a la aldea que tienen delante, y de inmediato encontrarán una burra atada allí, con su pollino junto a ella. Desátenlos y tráiganmelos. Si alguien les dice algo, díganle que el Señor los necesita y los enviará enseguida “. Esto sucedió para que se cumpliera lo dicho por medio del profeta: “Di a la hija de Sion: ‘Mira, tu rey viene a ti, manso y montado en un asno, y en un pollino, el potro de un asno’. Los discípulos fueron e hicieron lo que Jesús les había dicho. Trajeron el burro y el pollino y les pusieron sus mantos para que Jesús se sentara. Una gran multitud extendió sus mantos en el camino, mientras otros cortaban ramas de los árboles y Extiéndalos por el camino. La multitud que iba delante de él y los que le seguían gritaban: “¡Hosanna al Hijo de David!” “¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!” “¡Hosanna en las alturas de los cielos!” Cuando Jesús entró en Jerusalén, toda la ciudad se conmovió y preguntó: “¿Quién es éste?” La multitud respondió: “Este es Jesús, el profeta de Nazaret en Galilea”.

Zacarías 9: 9 – ¡Alégrate mucho, hija de Sion! ¡Grita, hija de Jerusalén! Mira, tu rey viene a ti, justo y victorioso, humilde y montado en un asno, en un pollino, el potro de un asno.

Juan 12: 12-19 – Al día siguiente, la gran multitud que había venido para la fiesta se enteró de que Jesús se dirigía a Jerusalén. Tomaron ramas de palmera y salieron a su encuentro gritando: “¡Hosanna! “¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!” “¡Bendito el rey de Israel!” Jesús encontró un burrito y se sentó en él, como está escrito: “No temas, hija de Sion; mira, tu rey viene, sentado en un pollino de burro.

Autor de la foto: © Getty Images / Azerberber

meg libro perfil foto bioMeg, escritora independiente y bloguera en Soleado y 80, es el autor de “Amigos de todos, amistad en el amor de Cristo ”. y “Surface, desbloqueando el don de la sensibilidad” Escribe sobre la vida cotidiana en el amor de Cristo. Meg obtuvo una licenciatura en marketing / relaciones públicas de la Universidad de Ashland, pero abandonó el mundo empresarial para quedarse en casa y criar a sus dos hijas, lo que la llevó a perseguir su pasión por la escritura. Ha dirigido un Estudio Bíblico para Mujeres y se desempeña como líder del Ministerio Juvenil en su comunidad. Meg, nativa de Cleveland y fanática de los Browns de toda la vida, vive junto a la orilla del lago Erie en el norte de Ohio con su esposo, dos hijas y un garabato dorado.

.

Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido está protegido !!