Saltar al contenido

GUERRA DE OFERTAS DE PRÉSTAMOS TRAS EL REPUNTE ECONÓMICO

– El esperado repunte de las solicitudes de crédito ha comenzado una guerra de ofertas entre las financieras.
-El volumen de créditos aumentó un 37% en Marzo, cerca a los niveles preCovid.

La pandemia no ha terminado. El Coronavirus sigue suelto y muchas personas siguen enfermando y falleciendo debido a la pandemia de nuestra era. No obstante, gracias a la ciencia y los esfuerzos internacionales, estamos viendo la luz. Se acerca un verano que está más cerca de la antigua normalidad que nunca. Y esto hace que volvamos a consumir y necesitar dinero. Los bancos y financieras están esperando para dárnoslo.

La esperada recuperación

La pandemia del Covid ha afectado a la economía de manera global. Los esfuerzos sanitarios necesarios para contener la pandemia con sus correspondientes confinamientos y cierres han mermado la economía. No sólo en España, donde el sector servicios es parte fundamental del tejido productivo, si no a nivel global.

Por fortuna, esta grave crisis se preveía como temporal. Si bien es temprano para ser conscientes de los efectos económicos que la crisis tendrá a largo plazo, es evidente que lo peor de la misma ya ha pasado. A medida que las vacunas se extienden y comprendemos mejor cómo se transmite y cómo tratar el virus, las medidas se relajan.

Ha sido más de un año de pandemia. Por ello, tenemos ganas de volver a salir a tomar unas cervezas en una terraza, bailar, cenar, ver películas, viajar… en definitiva, consumir. 2020 tuvo una caída del 26% en la concesión de créditos. Han sido meses duros para las financieras debido a medidas como la Ley de Moratoria de Préstamos e Hipotecas, sumada a la baja demanda (o mal perfil crediticio de la misma).

Pero la nueva producción ha aumentado el pasado Marzo un 37%. Santander, CaixaBank y Sabadell, los tres grandes de la Banca, han anunciado que este primer trimestre ha cerrado con aumentos significativos. Muchos hablan de alcanzar índices anteriores al Covid y los más optimistas hablan de una nueva edad dorada tras la pandemia, como en los locos años 20.

La Banca tradicional contra las Fintech

Como hemos indicado en artículos anteriores, la actual crisis no ha hecho más que encrudecer la batalla en el mundo de los préstamos online entre la banca tradicional y las nuevas Fintech.

Las nuevas empresas tecnológicas financieras han estado compitiendo duramente con la banca tradicional. La pandemia giró la balanza a favor de las Fintech, con estudios a principios de año apuntando un crecimiento del 22% en clientes de productos Fintech. Esto se ha debido tanto al foco en el crédito online de dichas empresas, como a su descentralización, haciéndolas más resistentes a regulaciones bancarias.

No obstante, en plena recuperación y una vez cumplidas sus obligaciones respecto a la Ley de Moratorias, la banca no se queda de manos cruzadas. El contraataque de las mismas ha demostrado que siguen siendo instituciones poderosas, ofreciendo productos a muy bajo interés.

Aunque focalizándose en retener clientes más que en aumentarlos, la banca tradicional está ofreciendo financiación al 0%. La TAE de los préstamos oscila entre el 4% y el 10% en las principales entidades, con periodos de hasta 97 meses y cantidades cercanas a los 100.00€.

¿Saldrá el usuario beneficiado?

Sin duda, el mantra de que la competencia beneficia al consumidor es mayormente cierto. No hay más que ver cómo los tipos de interés han bajado drásticamente debido a esta particular guerra de créditos al consumo. No obstante, en economía pocas cosas son sencillas.

El repunte se esperaba. Los confinamientos y reducciones a la movilidad, como los cierres de eventos de ocio, han hecho que mucho dinero se quede guardado en nuestros bolsillos, esperando ser gastado. Pero también se ha destruido mucha riqueza en el camino.

Un aumento de transacciones financieras es bueno para la economía, ya que generará riqueza. Esto siempre y cuando no se convierta en una burbuja financiera y los índices de morosidad no aumente. Es temprano para saber si todo el tejido hostelero destruido por la pandemia repuntará hasta niveles anteriores, o incluso mejores.

Por ello, desde Top5Credits recomendamos contratar préstamos con cautela. Si la pandemia ha mermado tu capacidad crediticia, intenta solventarla antes de generar nueva deuda. Nunca contrates un préstamo que no puedas pagar. Por muchas ganas de viajes o fiestas que tengamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido está protegido !!