Saltar al contenido

Diez formas de mejorar tu vida de oración

Diez formas de mejorar tu vida de oración



7. Practique la oración personal y en pareja Diapositiva 3 de 3 Si bien la Biblia afirma que los tiempos de oración personal son una parte indispensable de caminar con Dios, las Escrituras también resaltan el valor de orar con otros creyentes. Mire el libro de los Hechos y notará con qué frecuencia ocurrieron eventos importantes, milagros y crecimiento en la iglesia primitiva en el contexto de los creyentes que oraban juntos. Las formas de ampliar su vida de oración con otros incluyen asistir a reuniones de oración, orar con la familia, unirse a un grupo pequeño o un estudio bíblico que ora, o simplemente encontrar algunos amigos que estén dispuestos a orar juntos. En la universidad, por ejemplo, me encantaba reunirme con un amigo todas las semanas para caminar por el campus y orar por los estudiantes, los profesores y las necesidades que vimos en el camino. Los detalles se verán diferentes para diferentes personas. Pero cuando encuentre los estilos de oración grupal que mejor funcionen para usted, es posible que se sorprenda de cómo sus relaciones y su fe crecen. Combine la oración con la adoración y el estudio de las Escrituras Ya sea solo o con amigos, otra forma de sumergir su vida en la oración es escuchar música de adoración centrada en Dios. Si la letra está dirigida a Dios, entonces la canción misma se convierte en un tipo de oración. Escuchar canciones de adoración ‘al estilo de la oración’, o dejar que suenen en nuestra cabeza, permite que parte de nuestra mente ore incluso mientras estamos ocupados en otras tareas. Debido a que el libro de los Salmos contiene el ‘himnario’ de las Escrituras, podemos también incorpore la adoración en nuestros tiempos de oración orando a través de los Salmos. En lugar de simplemente leernos salmos a nosotros mismos, dirigimos las palabras hacia Dios o redactamos nuestras propias oraciones relacionadas basadas en los conceptos que estamos leyendo. También podemos hacer esto con otras porciones de las Escrituras, brindando oportunidades para la oración en nuestra lectura regular de la Biblia. Combine la oración con el ayuno Junto con la adoración y el estudio de las Escrituras, otra disciplina espiritual para fortalecer nuestra vida de oración es el ayuno. Jesús habló de las recompensas tanto de la oración como del ayuno en Mateo 6: 5-18. También modeló estas disciplinas retirándose al desierto para ayunar antes de comenzar su ministerio (Lucas 4: 1-2). Algunos manuscritos de Marcos 9:29 y Mateo 17:21 también sugieren que la oración y el ayuno abren la puerta a ciertas victorias espirituales. Cuando los discípulos de Jesús no pudieron expulsar a un demonio, Jesús respondió: “Este género con nada más que oración y ayuno puede salir” (Marcos 9:29, NKJV). Otros pasajes de las Escrituras también reflejan la importancia del ayuno y la oración antes de eventos o decisiones importantes. Ester, por ejemplo, suplicó al pueblo de Dios que ayunara antes de acercarse al rey Asuero para evitar el genocidio que él había aprobado (Ester 4:16). Más adelante en Hechos 13: 2-3 y 14:23, también vemos a la iglesia ayunando y orando antes de nombrar líderes ministeriales. Encuentre lo que funciona para usted Debido a que Dios nos ha conectado como individuos únicos llamados a situaciones específicas, las formas en que podemos ejercitar mejor disciplinas como el ayuno, la oración programada y la oración grupal se verán diferentes para diferentes personas. Por ejemplo, es posible que desee escribir sus oraciones programadas en un diario, o simplemente escribir un diario sobre su día de una manera que esté dirigida hacia Dios. O puede resultarle útil estructurar sus horarios de oración programados utilizando una lista de oraciones escritas o solicitudes de oración. Puede publicar estas solicitudes en un lugar que le guste orar o escribirlas en un cuaderno para llevarlo a cualquier lugar. Tal vez encuentre que las mañanas tempranas funcionan mejor para su oración programada, para que pueda orar por el día que tiene por delante, pidiendo a Dios que lo guíe. tus palabras y acciones. Tal vez ore mejor mientras camina afuera, o arrodillado en un ‘armario de oración’ o acurrucado en su silla favorita. O tal vez le guste publicar versículos y puntos de oración en lugares donde los verá a lo largo del día, para ayudar a generar oraciones espontáneas. Independientemente de los detalles, encuentre lo que funcione para usted y disfrute del nuevo nivel de intimidad con Dios que resulta. Quién sabe, podría revolucionar tu vida. Crédito de la foto: © Getty Images / Vadimguzhva Patricia Engler es una oradora de apologética cristiana, escritora y coordinadora de alcance juvenil para Respuestas en Génesis Canadá. Después de 12 años de educación en casa y un B.Sc. grado, recorrió 360 ° alrededor del mundo documentando cómo los estudiantes cristianos mantienen su fe en la universidad. Puede seguir sus historias y conectarse en www.patriciaengler.com o answersingenesis.org. .



Source link

error: El contenido está protegido !!