Saltar al contenido

7 oraciones matutinas para ayudarlo a comenzar el día con fuerza

7 oraciones matutinas para ayudarlo a comenzar el día con fuerza


5. Una oración para días emocionantes “Alabado sea el Señor, alma mía; Todo lo íntimo de mi ser, alabad su santo nombre ”(Salmo 103: 1). Querido Dios, ¡Hoy es un día tan emocionante y primero quiero agradecerte por eso! Estoy tan emocionado con _________ y ​​sé que es parte de tu buen plan para mí. Gracias, Dios, por orquestar las cosas para lograr esto y por dar buenos regalos a tus hijos. Mientras avanzo en este día, con toda la emoción y la alegría, oro para que me recuerdes que todo lo bueno y perfecto viene de ti. También les pido que puedan usar este día para ayudarme a difundir su amor y alegría a los demás. Como estoy feliz y emocionado por el día de hoy, oro para que pongas personas en mi camino con quienes pueda compartir esa emoción y la esperanza de tu evangelio. Dios, por favor dame energía para este gran día y ayúdame a terminarlo fuerte. Te amo Dios, y gracias de nuevo por este poco de gozo. En tu nombre oro, amén.6. Una oración por las mañanas lluviosas “Como la lluvia y la nieve descienden del cielo y no vuelven a él sin regar la tierra y hacerla brotar y florecer, para que dé semilla para el sembrador y pan para el que come, así es mi palabra que sale de mi boca: No volverá a mí vacía, sino que cumplirá lo que deseo y alcanzará el propósito para el cual lo envié ”(Isaías 55: 10-11). Padre en el Cielo, Gracias por esto mañana lluviosa. Puede que me resulte un poco más difícil ponerme en marcha y mantenerme concentrado, pero la lluvia realmente es un recordatorio de que te preocupas por nosotros, Dios. Les pido que me ayuden a recordar que la lluvia trae crecimiento y nueva vida. Cuando tengo mis propios “días lluviosos”, cuando las cosas parecen sombrías y difíciles, oro para que tú también me recuerdes esta verdad. Ayúdame a ver que realmente estás trabajando en todas las cosas para nuestro bien y tu gloria, Señor. En este día lluvioso, como las cosas pueden ser un poco más lentas y tranquilas, les pido que me den espacio para meditar en esta verdad y ver la belleza bajo la lluvia. Gracias por amarnos siempre, Dios, y por proveer lo que necesitamos, incluso cuando no merecemos tu gracia y misericordia. Humildemente le pido todo esto en su nombre, Amén. Crédito de la foto: Unsplash / Nghia-Le.



Source link

error: El contenido está protegido !!