Saltar al contenido

7 oraciones de sanación para corazones rotos

7 oraciones de sanación para corazones rotos


5. Una oración para curar las heridas de tu corazón quebrantado Él sana a los quebrantados de corazón y venda sus heridas. – Salmo 147: 3 Dios, por favor envuélveme en tu curación. Ministra con tu santo poder para detener el sangrado de mi corazón y las olas de lágrimas y el constante vacío. Muéstrame que en verdad cierras las heridas y sanas a los quebrantados de corazón. No quiero leerlo, Dios; Quiero ver tu obra. Mi oración es una de suplicar hoy, que me veas … y que crezcas una nueva vida donde la vida se sienta como si se estuviera escapando de mí. Dale la vuelta a la tragedia, Dios, y desborda mi copa con tu presencia y posibilidad. Estoy listo para ser sanado. Estoy aquí ante ustedes, esperando que sanen todo el dolor que mi corazón está sintiendo en sus milagrosas formas y tiempos. Visualizaré tu bondad como un vendaje suave que se derretirá a medida que surja una nueva vida. Aquí están mis heridas, Padre. Por favor muéstrame tu poder. En el nombre de Jesús, amén 6. Una oración para encontrar un propósito en tu corazón quebrantado Por eso, por el amor de Dios, me deleito en las debilidades, en los insultos, en las privaciones, en las persecuciones, en las dificultades. – 2 Cor. 12:10 Querido padre, tanto amas el mundo que hiciste. No somos los hacedores, sino que somos bendecidos por la oportunidad de compartir tu plan. Hoy proclamo que creo que tú me hiciste, y esta propensión a las dificultades y la persecución, con gran propósito. Ves el bien que esta desgarradora experiencia está haciendo en mi alma; haciéndome más fuerte, más bondadoso, más paciente, más comprensivo y menos propenso a hacer frente a los ídolos ante ti. Elijo creer que las cosas nos lastiman porque tu fuerza se revela en nuestra debilidad. Deja que mi corazón roto me recuerde que amarte me protegerá del amor de los demás que se convierte en adoración por ellos. Ayúdame a usar mi dolor para calmar, tranquilizar o amar a otra persona. Mueve mis pies y manos para usar este dolor para tu gran propósito. Incluso en medio de lo que no entiendo, estoy listo, Dios, para unirme a ti para ver el otro lado de este desamor como una parte significativa de la aventura de la vida. Te amo, Dios; amén. .



Source link

error: El contenido está protegido !!