Saltar al contenido

6 oraciones de adoración para alabar a nuestro Dios asombroso

Diez formas de mejorar tu vida de oración


¿Cómo se puede rezar una oración de adoración? Puede rezar una de las oraciones de adoración de las Escrituras palabra por palabra o parafrasear los versículos para aplicarlos a sus propias circunstancias, manteniendo el énfasis en la gloria de Dios, no en su respuesta o situación. Por ejemplo, el Salmo 145: 14-16 dice: “El Señor sostiene a todos los que caen y levanta a todos los que están abatidos. Los ojos de todos te miran, y tú les das de comer a su tiempo. Abres tu mano; satisfaces el deseo de todo ser viviente ”. Puede orar a través de esos tres versículos anteriores y aplicarlos a su vida parafraseándolos para hacerlos más personales. Por ejemplo: “Señor, Tú mantienes a todos los que sienten que están cayendo y Tú levantas a todos los que son humildes y esperas en Ti para exaltarlos. Ayúdame a ser humilde y esperarte, incluso cuando crea que me estoy cayendo, y Señor, tú cuidas de todos los seres vivientes. Ayúdame con lo que necesito, material y económicamente esta semana. Sé que eres el único que satisface y cuando te miro, siempre saldrás adelante ”. También puede hacer oraciones de adoración leyendo los Salmos u otras porciones de las Escrituras, y en cada versículo en el que Dios está alabado, reza en voz alta a Dios, convirtiéndolo en tu alabanza para Él también. Es hora de comenzar Entonces, ¿qué estás esperando? La Escritura dice que la Palabra de Dios es “inspirada por Dios” (2 Timoteo 3:16), y “viva y activa, más cortante que cualquier espada de dos filos, traspasa hasta la división del alma y del espíritu, de las coyunturas y de la médula, y discerniendo los pensamientos y las intenciones del corazón ”(Hebreos 4:12). Eso significa que puede transmitir a Dios tu alabanza de Él hoy, tanto como transmitió las alabanzas de los escritores de las Escrituras hace miles de años. Ven ante Él con una oración de adoración y, como dijo el salmista, “Entra por sus puertas con acción de gracias, y sus atrios con alabanza. Denle gracias; bendiga su nombre, porque el Señor es bueno; su misericordia perdura para siempre, y su fidelidad por todas las generaciones ”(Salmo 100: 4-5). Para más información sobre orar para tocar el corazón de Dios, vea los libros de Cindi, Los susurros de Dios al corazón de una mujer y Cuando las mujeres anhelan el descanso Crédito de la foto: © GettyImages / AaronAmat.



Source link

error: El contenido está protegido !!