Saltar al contenido

5 hermosas oraciones para levantar a tu hermana, ya sea que esté cerca o lejos

5 hermosas oraciones para levantar a tu hermana, ya sea que esté cerca o lejos


Yo soy el bebe Sí, soy el tercer hijo de mis padres. Tengo dos hermanas mayores; uno es 12 años mayor que yo y el otro 17 años mayor que yo. Tres hijas en nuestra familia. Estoy agradecido de compartir una oración por mi hermana. Las oraciones por mis dos hermanas son una parte importante del día. En 1960, mi madre pensó que tenía un virus. Una visita al médico no reveló ninguna enfermedad, sino un embarazo inesperado. El médico compartió cómo mi madre y mi padre tendrían una relación especial con este nuevo bebé. Ese doctor tenía razón. Mis padres y yo compartimos un vínculo maravilloso. Admito que no siempre fui la mejor hija y, sin embargo, me amaban incondicionalmente. Mis hermanas y yo tenemos la suerte de tener una conexión amorosa que crece cada día. Estoy agradecido de que Dios me haya dado dos hermanas maravillosas. Valoro su sabiduría, compasión y cómo comparten el amor con los demás. Las tres hermanas tienen personalidades únicas y distintas. Dios nos creó a cada uno de nosotros y nos dio dones y talentos especiales. Soy bendecida por la forma en que mis hermanas muestran su amor por el Señor. ¿Cómo oro por mi hermana? Cada persona tiene acontecimientos únicos en su vida diaria. Una forma en que me acerco a Dios es a través de la oración. Orar por mis hermanas abre la puerta a la comunicación y una relación con Él. Estoy agradecido de que Dios me haya dado dos hermanas. Dios me permite aprender de ellos todos los días. Siguiendo sus ejemplos de compasión, bondad y amor, puedo compartir Su amor a través de palabras y acciones. Cuando hay necesidades específicas de oración, esas oraciones son lo primero. Mientras comparto tiempo con el Señor, le pido que cubra a mis hermanas con Su seto de protección y las guíe a lo largo del día. Pedirle al Señor que proteja a mis hermanas y les dé paz y consuelo me recuerda cuánto ama Dios a sus hijos. Por la mañana, al mediodía, por la noche o en cualquier momento, Dios está escuchando. Cuando hay una necesidad urgente de oración por problemas médicos, puedo orar las palabras sobre esas preocupaciones. Si se necesita orar por estrés o preocupación, le pido al Señor que brinde el consuelo y la paz que solo Él puede brindar. Cuando se comparte el gozo y la alabanza, voy al Señor y le agradezco por esas bendiciones. Ir al Señor en oración brinda consuelo a la persona que ora. Saber que Dios responderá a Su manera y en Su tiempo puede dar paz. ¿Cuáles son algunas hermanas memorables de la Biblia? La Escritura comparte algunas de las vidas de las hermanas. La Biblia habla de dos hermanas llamadas Marta y María. Cada hermana eligió una forma diferente de recibir a Jesús en el hogar (Lucas 10: 38-42). María se sentó a los pies de Jesús y escuchó lo que dijo. Martha quería que la casa fuera perfecta. Ella eligió hacer el hogar limpio y listo para Jesús. Aprendemos la lección de lo que es verdaderamente importante para Jesús. Le dice a Martha que está preocupada por muchas cosas. María ha elegido escuchar a Dios. Imagínese la escena descrita en las Escrituras. María sentada a los pies de Jesús y Marta corriendo tratando de que la casa se vea bien. Ambas hermanas se estaban preparando para la llegada de Jesús, sin embargo, de diferentes maneras. Otra Escritura comparte cómo la madre de Jesús y la hermana de su madre, María, la esposa de Cleofás, estaban allí en la crucifixión (Juan 19:25). Una familia llena de dolor al ver a su amado ser amado en la cruz. Estas dos hermanas se pararon juntas y vieron cómo Jesús fue colgado en la cruz y crucificado. Imagínese cómo se abrazaron mutuamente al presenciar ese evento. ¿Cómo pueden los cristianos bendecir a sus hermanas? ¿Ha escuchado las palabras “hermanas en Cristo”? Tenemos la oportunidad de orar y bendecir a nuestras hermanas biológicas y aquellas mujeres a quienes llamamos “hermanas en Cristo”. Puede que no haya conexión física, pero el vínculo de hermandad se puede encontrar en el tiempo para compartir, la conversación, el compañerismo y la oración. Las hermanas son de todas las edades, y se nos da la manera de bendecir a esas hermanas a través de nuestra relación con Dios. Orar y pedirle a Dios que bendiga a nuestras hermanas y las cubra con su amor y protección puede traer paz y consuelo. Ya sea que compartamos las oraciones en voz alta con nuestras hermanas, las oremos en voz baja o las escribamos, Dios conoce nuestros corazones y responderá de acuerdo con Su plan. Pedirle a Dios que bendiga a nuestras hermanas y “hermanas en Cristo” abre la puerta para que todos acércate a Él. 5 Oraciones edificantes para mi hermana Padre celestial, gracias por mi hermana. Estoy agradecido por el vínculo que tenemos y la forma en que compartimos nuestras alegrías e inquietudes. Levanto a esta preciosa hermana. Por favor, cúbrela con Tu seto de protección. Por favor llénela con la paz y el consuelo que solo Tú puedes brindar. Gracias Padre, Amén Padre, me has bendecido con una hermana. Hemos llorado juntos. Nos hemos reído juntos. Seguimos aprendiendo unos de otros. Aunque no vivimos cerca unos de otros, estamos unidos para siempre. Ya sea que hablemos todos los días o no, el amor que nos tenemos crece y se fortalece a través de ti. Te agradezco que cuando necesito a mi hermana, ella está lista para escucharme y consolarme. Oro para estar siempre disponible cuando ella me necesite. Bendice a mi hermana y recuérdale el amor que le tienes. En el nombre de Jesús, amén. Querido Dios, gracias por mi hermana. No vivimos en la misma zona y, a veces, es difícil viajar para visitarla. Oro para que mi hermana y su esposo estén sanos y felices. Muéstrales cuánto los amas. Permita que sus días se llenen de paz y alegría. Dales oportunidades para reír y para que se acerquen más a ti. En el nombre de Jesús, Amén. Padre Celestial, Gracias por mi familia. Gracias por mi hermana. Me reconforta saber que puedo contactarla en cualquier momento y que estará lista para escucharme y consolarme. Ella es una mujer de Dios. Ella comparte su corazón y su alma con el mundo, con la esperanza de acercar a otros a ti. Levanto a mi hermana hacia Ti y te pido que protejas su salud física, mental y espiritual. Oro para que sepa cómo sus palabras y acciones me han permitido encontrar una relación más cercana contigo. Ayude a mi hermana a saber que es amada y apreciada. Amén. Padre, levanto a mi “hermana en Cristo”. Ella siempre está ayudando a los demás con su amabilidad y compasión. Por favor, dele fuerza y ​​resistencia ya que sus días están llenos de actividades y una larga lista de tareas pendientes. Protégela, guíala y recuérdale Tu amor y gloria. Gracias por esta preciosa hermana. Amén. Ya sea que tenga una hermana que viva cerca o una hermana que viva lejos, recuerde levantarla en oración todos los días. Escribe una nota, haz una llamada telefónica, envía un mensaje de texto o visita a tu hermana en persona. Comparta la conversación y el tiempo de oración. Agradezca a su hermana por las formas en que ha influido en su vida. A veces nos quedamos atrapados en el ajetreo del día y nos olvidamos de agradecer a los que amamos. Quiero dar un “gracias” especial a mis dos maravillosas hermanas, Glenda y Carol. Crédito de la foto: © GettyImages / Sam Edwards la autora Melissa Henderson escribe mensajes inspiradores a veces mezclados con un poco de humor. Con historias en libros, revistas, devocionales y más, Melissa espera animar a los lectores. Melissa es la autora de Licky the Lizard y Grumpy the Gator. Sus pasiones ayudan en la comunidad y la iglesia. Melissa es un ministro anciano, diácono y esteban. Siga a Melissa en Facebook, Twitter, Pinterest y en http: //www.melissaghenderson.com Este artículo es parte de nuestro recurso de oración destinado a inspirar y alentar su vida de oración cuando se enfrenta a tiempos inciertos. Visite nuestras oraciones más populares si se pregunta cómo orar o qué orar. Recuerde, el Espíritu Santo intercede por nosotros y Dios conoce su corazón incluso si no puede encontrar las palabras para orar.



Source link

error: El contenido está protegido !!