4 poderosas oraciones de perdón en la Biblia

4 poderosas oraciones de perdón en la Biblia


¿Cómo podemos aplicar estas oraciones de perdón a nuestra propia vida? Cuando consideramos el perdón de Jesús, Esteban y José a sus perseguidores, y el perdón de Dios a David, pone en perspectiva las cosas que nos hicieron injustamente, o que nosotros hicimos, que creemos que son simplemente imperdonables. En su libro Tramp for the Lord, Corrie ten Boom cuenta la historia de la enseñanza en Alemania durante 1947, cuando uno de los ex guardias más crueles del campo de Ravensbrück se le acercó. El campo de Ravensbrück fue donde ella y su hermana Betsie fueron encarceladas en 1944 por albergar judíos y Betsie murió en ese campo. Corrie se mostró reacia a perdonar al guardia, pero rezó para poder hacerlo. Ella escribió que “Durante un largo momento nos agarramos de las manos, el ex guardia y el ex preso. Nunca había conocido el amor de Dios con tanta intensidad como entonces ”. Corrie también escribió que en su experiencia de posguerra con otras víctimas de la brutalidad nazi, aquellos que pudieron perdonar fueron los más capaces de reconstruir sus vidas. Alguien dijo sabiamente que el perdón libera a un prisionero y ese prisionero eres tú. Cuando no perdonamos, a menudo jugamos la ofensa una y otra vez en nuestras mentes y dejamos que nos torture mientras la persona que nos lastimó sigue con su vida. Muchos, incluido yo, han descrito el perdón como un peso que se nos quita de encima. El perdón no justifica las acciones de la otra persona y puede que no resulte en la reconciliación, especialmente si la otra persona no está a salvo, pero te libera de la carga de la ira y la amargura y de no permitir que sus acciones te destruyan. no sugiere simplemente perdón; ordena el perdón de nuestra propia paz y tranquilidad. Efesios 4:32 NTV dice: “En cambio, sean bondadosos unos con otros, misericordiosos, perdonándose unos a otros, así como Dios los perdonó a ustedes por medio de Cristo”. Y Colosenses 3:13 NTV nos dice: “Tengan en cuenta las faltas de los demás y perdonen a todo el que los ofenda. Recuerda, el Señor te perdonó, así que debes perdonar a los demás “. Se ha sugerido que “El primero en disculparse es el más valiente. El primero en perdonar es el más feliz “. .



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido está protegido !!