Saltar al contenido

4 oraciones llenas de esperanza para su futuro cónyuge

4 oraciones llenas de esperanza para su futuro cónyuge



A veces tengo la idea de ser la única persona en el mundo con un deseo de amor insatisfecho. A veces pienso que no importa cuánto deseo tener compañía, tal cosa nunca me encontrará. ¿Por qué? Existo en una época en la que el divorcio es tan común como el matrimonio, las relaciones rotas son rampantes, incluso esperadas. Se reprende a los hombres por ser masculinos y se anima a las mujeres a anteponer el trabajo a la familia. Sin mencionar el aumento de cristianos que fomentan conductas pecaminosas como la homosexualidad y el transgénero, todo esto tiende a desmoronar mi esperanza. style = “width: 100%; min-height: 250px;”> Todo esto tiende a desmoronar mi esperanza. A veces me entretengo con la idea de vivir la vida soltera, no por llamar como Paul, o incluso por elección. Sería soltero porque no había oportunidad de casarme. Honestamente, vivir soltero no estaría mal. Disfruto despertarme por la mañana y orar en voz alta a Dios sin la preocupación de despertar a mi esposa. Puedo trabajar hasta tarde en cualquier momento y servir a los demás en mi propio horario. A pesar de estar contento con estos beneficios, queda un deseo: el deseo de un cónyuge. La verdad es que hay personas de mi edad, incluso mayores, que también desean compañía. Algunos han tenido la oportunidad de amar y se han equivocado. Algunos tenían cónyuges que fallecieron. Otros todavía esperan su oportunidad. ¿Cuánto amor estamos esperando en Dios, o Él esperando que actuemos? ¿Existe tal ecuación? ¿Todos los que quieren amor tienen una oportunidad? Hay tantas preguntas. Y con cada pregunta una excusa para dudar. Sin embargo, la Biblia da motivos para la esperanza. En el amor de Dios por su pueblo, no se niega a bendecir a su pueblo con dones. Jesús pensó que sí: “Si ustedes, que son malos, saben dar buenos dones a sus hijos, ¿cuánto más su Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que le pidan?” (Mateo 7:11.) Otros versículos de las Escrituras también hablan de la capacidad y el deseo de Dios de bendecir a Sus hijos: “Encomiende tus actividades al Señor, y tus planes serán establecidos”. (Proverbios 16: 3) “Entonces Rut se fue y entró en el campo para recoger grano detrás de los segadores. Ella estaba en la parte del campo que pertenecía a Booz, que era de la familia de Elimelec ”. (Rut 2: 3) “Entonces el Señor Dios dijo:“ No es bueno que el hombre esté solo. Le haré un ayudante que corresponda a él “. (Génesis 2:18) El matrimonio es en verdad un regalo. Lo más probable es que encontremos a alguien. Quizás no todo el mundo encuentre un cónyuge, pero Dios nos dará algo para saciar el anhelo que sentimos. Independientemente, mientras esperamos descubrir qué es ese algo, podemos seguir esperando. Para aquellos como yo que esperan un cónyuge, podemos mantener viva la esperanza al conocer la Palabra de Dios, y especialmente a través de la oración. Aquí hay 4 oraciones de esperanza para su futuro cónyuge. Una oración por un cónyuge piadoso Padre celestial, te doy gracias por el regalo de la vida. Te agradezco por amarme en mis altibajos, por preocuparte tanto por mí que nuestra relación es sin duda el pináculo de la intimidad. Padre, las Escrituras me dicen que me conoces tan bien que sabes la cantidad de cabellos de mi cabeza. La Biblia dice que incluso si mi padre y mi madre me abandonan, todavía te importará. Así, sé que no importa quién esté o no en mi vida, tu amor perdura. Con esto en mente, me acerco a ti ahora con un anhelo que ha estado en mi corazón. Por un tiempo, he deseado compañía. No la simple compañía de un amigo, sino una que florece en matrimonio. La gente me ha decepcionado en el pasado y nada ha llegado a esa etapa. En estos días, me falta la esperanza de que alguna relación alguna vez lo haga, aunque no sé mi futuro. Todo lo que puedo hacer es hacer mi mejor esfuerzo. Si el matrimonio es mi objetivo, entonces puedo actuar en consecuencia. Aún así, algunos días siento que no importa cuánto lo intente, de ninguna manera estoy más cerca. Algunos días me faltan las esperanzas. Algunos días lo dudo. Afortunadamente, estás a cargo. Estoy agradecido de poder recurrir a ti ahora, y por eso oro, Dios, por favor tráeme un cónyuge piadoso. Alguien que se comprometa a tener una relación conmigo, pero que permanece mucho en una relación contigo. Oro por alguien que es virtuoso, no en los caminos del mundo, sino en los caminos de las Escrituras. Oro por alguien cariñoso, respetuoso, comunicativo, un cónyuge que esté dispuesto a desafiar, pero también a colaborar. Oro por un cónyuge que acepta mis defectos, y para que yo acepte los de ellos. Oro para que mi futuro cónyuge y yo podamos servir para acercarnos el uno al otro a Cristo todos los días. Amén. Querido Dios, no sé qué. mi futuro cónyuge ha pasado. Algún día espero aprender. Hasta entonces, rezo para que, independientemente de las dificultades que hayan enfrentado en la vida o en su voluntad, les ayudes a superar su sufrimiento. Todo el mundo tiene problemas, incluyéndome a mí. Sin embargo, oro para que mi futuro cónyuge esté trabajando de manera proactiva para lidiar con sus problemas. Oro para que trabajen para minimizar el equipaje que traerán a nuestra relación. Y Señor, oro lo mismo por mí mientras espero conocerlos. Cualquier relación con familiares, amigos o amantes pasados ​​que los hayan afectado negativamente, por favor ayúdame a mi cónyuge para aprender de cada interacción. Sana a mi esposo, Señor, como solo tú puedes. Y oro para que el día que nos encontremos, nuestra relación sirva no solo como una fuente de crecimiento para ambos, sino también como una fuente de sanación. En el nombre de Jesús, oro. Amén 3. Una oración por la pureza sexual Padre del cielo, la virginidad no es común hoy en día, ni se respeta ni se espera tal cosa. Padre, sé que valoras esas cosas, y oro para que me ayudes a mí también. Mi oración es que me ayudes a mi cónyuge y a mí a mantener la pureza sexual antes de nuestra relación, y dentro de nuestra relación hasta el día del matrimonio. . Te pido que nos ayudes a evitar errores del pasado y a tomar decisiones sabias al interactuar. Oro para que podamos perdonarnos unos a otros por cualquier historia sexual anterior y que tales cosas no nos impidan disfrutar del regalo del sexo. Ayúdanos a reservar este regalo para el matrimonio. Amén.4. Una oración por la satisfacción Padre mío, oro para que, ya sea que responda o no a mis oraciones por un cónyuge, me ayude a permanecer conectado a usted para siempre. Ayúdame a no tener a nadie ni a nada por encima de ti. Sin trabajo, sin pariente, sin amigo, sin cónyuge. Dios, te pido que me ayudes a nunca definirme únicamente por mis relaciones humanas. Ni cuando me case, ni hoy como soltero. Mi oración es de contentamiento; una aceptación de que no tengo cónyuge, y todavía encuentro la felicidad, todavía encuentro la paz. Ayúdame a encontrar alegría en lo que tengo, es decir, en una hermosa relación contigo. Ayúdame a disfrutar de tu amor y de todas las áreas de tu provisión. Tu amor no depende de la presencia o ausencia de un cónyuge. Mantén esta verdad en mi corazón, Dios. No importa lo que te preocupes por mí, y por eso estaré eternamente agradecido. Amén. Crédito de la foto: © GettyImages / Prostock-Studio Aaron Brown es un escritor independiente, profesor de danza y artista visual. Actualmente contribuye con artículos a GodUpdates, GodTube, iBelieve y Crosswalk. Aaron también apoya a los clientes a través de la plataforma autónoma Upwork. .



Source link

error: El contenido está protegido !!