Saltar al contenido

10 poderosas oraciones para sus hijos adultos

10 poderosas oraciones para sus hijos adultos



9. Una oración por sus hijos adultos que están tomando malas decisiones Diapositiva 5 de 5 Abba Padre, tiene tanta gracia para darnos a todos. Mis hijos necesitan esa gracia hoy, Señor. Están tomando decisiones que no entiendo y que me preocupan tanto. Mi corazón se rompe por cómo sus vidas podrían terminar si permanecen en este camino. Algunos días es tentador pedirte que les quites su libre albedrío. Pero sé que es solo a través de este libre albedrío que podemos elegirte completamente, amarte, estar en una verdadera relación contigo. Te ruego que mis hijos puedan experimentar esta relación contigo plenamente algún día, incluso si sus acciones son todo lo contrario en este momento. Gracias, Padre, por permitirnos cometer errores porque sabes que así es como aprendemos mejor. Gracias por darnos el libre albedrío para no elegirte, porque significa que también tenemos la opción de elegirte con todo nuestro corazón.Protege a mis hijos mientras ejercen su libre albedrío, Señor, y por favor llévalos de regreso a tu camino y vuelve a tu redil. Te amo y alabo tu nombre, amén. Una oración por tu relación con tus hijos adultos Oh Señor, tú sabes cuántas veces me he enamorado como padre. Escuchaste las innumerables veces que perdí los estribos y grité, viste cada vez que me quitaba el afecto por el estrés y el miedo. Estuviste ahí a través de cada error que cometí con mis hijos mientras crecían. Y ahora Dios, me temo que han pasado demasiadas cosas entre mis hijos y yo. Pero sé que contigo nada es imposible, ayúdame a ser valiente en mis disculpas a mis hijos. Y ayude a que sus corazones se ablanden para compartir las disculpas que puedan tener a cambio. Ayúdanos a construir una nueva relación, una mejor, poco a poco. Memoria por memoria. Palabra por palabra amable, infunde vida en los huesos secos de nuestra relación y dale vida de nuevo. Gracias por tu gracia infinita y tu brillante esperanza de un futuro mejor. Es en el maravilloso nombre de tu hijo que oro, amén. , padres, por intentarlo. Por amar, atender, pedir perdón, dar perdón … y por rezar. Hay poder en sus oraciones, así que no se desanime. Siga orando y sepa que Dios las tiene en la palma de su mano. Crédito de la foto: © GettyImages / Image Source.



Source link

error: El contenido está protegido !!